boxeomendocino@gmail.com
Tel: 261-5891576

Kid “Cachetada”, un zorro del ring

Si lo presentamos como Francisco Antonio Lucero, seguramente estos nombres y apellido no dirán nada. Pero si agregamos “Kid Cachetada” o el “brujo sanjonero”, los memoriosos lo reconocerán como un brillante boxeador en la década del 40 y 50.

Nació en San José, Guaynallén, el 13 de agosto de 1913 y sus comienzos fueron en el club San José, atendido por don Pedro Delladore como responsable técnico. Lucero se encargó de pasear la escuela mendocina por distintos escenarios. Realizó una extensa campaña como aficionado, totalizando más de 300 salidas hasta que llegó el momento de pasar al profesionalismo. Fue el 4 de noviembre de 1939, cuando le ganó por puntos a Roberto Henz.

Fiel exponente del boxeo mendocino

Peleaba en la división mediano -72,500 kg por aquellos años- . Rivales como Martín Villalba, Eugenio Ariandis, Higinio Núñez, Aníbal Sánchez, Roberto Carrillo, el sanjuanino Roberto Entz, Tito Soria, Francisco Suárez y Víctor Castillo, la mayoría encontronazos en el estadio Babilonia ubicado en Pardo y San Juan, fueron dándole jerarquía a su boxeo estilista y mañozo. Lo de “cachetada” era porque pegaba con las manos abiertas, lo que molestaba a sus rivales. Por supuesto que no tenía potencia en sus puños, como lo marca su record.

Recién cuatro años después del ingreso al campo rentado bajó del ring vencido. Fue en San Juan un El 25 de abril del 42, cuando le ganó por puntos Daniel Paglia.

Las grandes peleas y los encumbrados rivales llegaron a mediados de los 40 y principio de los 50. En el Luna Park igualó con el campeón mediano Ricardo Calicchio, igual resultado se le dio en el 53 frente a Antonio Cuevas, un terrible pegador. Luego combatió siete veces con Mario Díaz y le ganó a un promisorio joven noqueador que se llamaba Eduardo Lausse, dándole una clase magistral de boxeo y con Pedro Covas.

También derrotó al uruguayo Enrique Irureta, a su connacional Pilar Bastidas, a Juan Oviedo y empató con el peruano Antonio Frontado en Lima. La última en Buenos Aires fue con Néstor Jackson el 19 de julio de 1952.

Tuvo derrotas honrosas por la jerarquía de sus adversarios, tales como Alfonso Senatore, Mario Díaz, Eduardo Lausse (en revancha), Rafael Merentino, (KO 2), Humberto Loayza en Chile, (kO 1), Mario Díaz, el 21 de marzo de 1952, Néstor Jackson en el Luna y Dogomar Martínez en Montevideo.

Falleció el 22 de agosto de 1998 y dejo un record de 113 combates, de los que ganó 90, sólo 7 antes del límite, empató 15 y perdió 8.